Se dice que el sentido del olfato es el que más hace volar la imaginación, y que un perfume agradable produce sensaciones siempre placenteras.

Si estás por vender tu propiedad, aquí hay algunas ideas para “odorizarla” con el objetivo de captar la atención de la futura compradora o el potencial interesado.

La dosis justa

Por medio del humo de los sahumerios y del palo santo, es posible dotar a la propiedad de un aroma agradable. Siempre, claro, que sea en su dosis justa.

Otra herramienta efectiva consiste en vaporizar con perfume –y con sumo cuidado– algunas lamparitas apagadas. Al encenderlas, su calor actuará propagando la esencia.

El mismo efecto tienen los difusores.

Una torta en el horno

Preparar un bizcochuelo o un budín y ponerlo en el horno cuando están por llegar el visitante, dotará a la casa de un estilo cálido, familiar.

Lo mismo puede conseguirse si se prepara café.

Ambos olores remiten a sensaciones de hogar, de confort y de seguridad que no pasarán desapercibidas.

Fuentes de las imágenes
https://pixabay.com/es/photos/por-la-ma%C3%B1ana-caf%C3%A9-copa-beber-mesa-819362/ https://pixabay.com/es/photos/incienso-religi%C3%B3n-el-budismo-creo-3683984/
https://pixabay.com/es/photos/torta-bizcocho-pastel-de-caja-5251204/

You May Also Like