Edificios y casas inteligentes: ¿por qué eso ayuda a la venta?

Los departamentos y las casas que poseen dispositivos vinculados con la Inteligencia Artificial –o IA–, los datos masivos y el aprendizaje automático, son un imán para los compradores.

Esos avances se encuentran al alcance de muchos bolsillos, y al incorporarlos se convierten en un plus deseable.

Aquí te brindamos un panorama general de lo que hoy el mercado ofrece.

. Protección perimetral

La protección perimetral incluye cámaras de alta definición que funcionan conjuntamente con la IA. Esto ayuda a contar con alertas de intrusión exactas y predictivas, y a registrar información visual detallada en el momento preciso.

. Alarmas

Las alarmas de última generación permiten, entre otras opciones, anunciar los riesgos basados en la humedad del suelo. Con esto, se evita que una inundación llegue por sorpresa a los habitantes de un departamento o de una casa.

. Medidores

Los medidores inteligentes hacen un seguimiento pormenorizado de los consumos.

De esa forma, se reasigna la energía eléctrica a las horas de menor actividad. Es en ese momento cuando las tarifas suelen ser más bajas.

. Termostatos

Tienen funciones similares a los medidores, pero en relación con la temperatura.

Los termostatos de avanzada controlan y programan la temperatura del hogar con aplicaciones que se activan desde un teléfono celular.

Esto posibilita optimizar de modo automático la temperatura en función del comportamiento de los habitantes de la unidad. Y también disparan alarmas en casos determinados: por ejemplo, cuando hay una suba o una baja excesiva de la temperatura externa anunciada por los servicios de pronósticos del clima.

Estas soluciones ahorran hasta un 12% de la energía necesaria para la calefacción y un 15% en cuanto a la refrigeración. Son porcentajes que repercuten en las facturas de electricidad y gas.

. Iluminación

La iluminación inteligente, además de brindar ahorros significativos, hace posible  crear climas, potenciar el confort y decorar.

Este tipo de iluminación se opera con un control remoto y posee sensores de movimiento.

Junto con ello, por medio de una aplicación que se descarga en el teléfono celular, se optimiza el uso de la energía fijando horarios para el encendido y apagado de luminarias, y estableciendo rutinas tanto diarias como semanales.

Sumado a esto, este tipo de iluminación permite conocer el consumo de cada lámpara, araña y aplique.

. Ascensores

Los ascensores inteligentes anticipan, según los distintos horarios, desde qué pisos los llamarán con mayor frecuencia. Esto es algo ya presente en los edificios corporativos.

Datos almacenados e interpretados

Los expertos indican que los dispositivos inteligentes y los sensores conectados a Internet –tanto en un edificio como en una casa– contribuyen a mejorar el estado psicológico de quienes allí viven, así como el sueño, la actividad física y el peso.

¿Cómo es posible esto? Porque los dispositivos almacenan e interpretan datos, y brindan estadísticas de uso corriente para cualquier persona sin necesidad de que sea una experta.

También por medio de estas opciones es posible la gamificación o uso de dinámicas propias de los juegos.

¿Un ejemplo? Se puede crear un concurso, en un edificio, para definir qué unidad consume menor cantidad de energía por mes o cuál logra aminorar el volumen de residuos semanales.

Beneficios generales

En un edificio y en una casa inteligente disminuyen los gastos, se ahorra energía y se contribuye al cuidado del medio ambiente. Estos tres objetivos tienen ya un peso importante en el mundo, y en Argentina comienzan a ser considerados e incorporados –en los proyectos nuevos y en la refacciones– por los constructores, ingenieros, arquitectos, diseñadores de interiores y desarrolladores.

¿Por dónde empezar? ¿Qué instalar primero?

Para hacer que una casa o un departamento resulte más vendible incorporándole estas tecnologías, se las puede ir sumando poco a poco.

Un buen criterio es comenzar por aquella que ayude a reducir los gastos mayores: por ejemplo, la que permita ahorrar en la factura de electricidad.

Ya el hecho de tener un dispositivo colocado –cualquiera sea su tipo o función– se convertirá en una fortaleza del inmueble, un argumento más cuando se ponga en venta y lo visiten potenciales compradoras y futuros adquirentes.