Para acelerar la venta de una casa o un departamento, las fundas para los sillones son un factor que suma.

Aquí te contamos el porqué.

Equilibrar, armonizar

El home staging es la técnica de preparar una propiedad para su venta.

No se trata de cambiar los muebles ni de pintarla, sino de ordenar todo, de equilibrar, de armonizar.

Y los sofás y sillones en general son un punto de interés para una potencial compradora o un interesado en la propiedad.

¿Por qué? Porque el espacio donde están los sofás y los sillones es un lugar para recibir a invitados. El potencial comprador, cuando ve ese espacio, se imagina a sí mismo en esa situación.

Por eso, un sofá o un sillón con su tapizado en mal estado genera una mala impresión.

Distintos géneros

Es muy cierro que retapizar un sofá tiene un alto costo. Sin dudas.

La solución está en las fundas.

Son prácticas, fáciles de colorar y se presentan en distintos géneros.

Por ejemplo, el lino es uno de ellos: resulta agradable a la vista y al tacto, y sus arrugas le dan un aire elegante.

Además, el color de las fundas es otro tema con el que se logran efectos potentes.

Una funda de un turquesa intenso o, incluso, de un naranja brillante, crea un foco de atención y puede equilibrar un ambiente no muy luminoso.

Los almohadones

Para complementar las fundas, los almohadones aportan más color e incluso mensajes positivos como aquellos que llevan textos del tipo “Todo es posible si puedes creer” o “Con los años no te haces mayor, te haces mejor”.

Los almohadones permiten contrapuntos visuales y toques que le dan aún más visibilidad a las fundas, aportando creatividad a aquello que parecía “un simple sofá”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You May Also Like