Las mascotas brindan mucha felicidad a las personas. Pero pueden representar un inconveniente al momento de vender una casa, departamento u otra propiedad.

Aquí vas a encontrar algunas pautas para resolver esa situación.

El temor

Es vital comprender que no a todas las personas les gustan los perros, los gatos y otras mascotas.

Es más: algunas sienten un profundo temor ante ellas.

¿Qué hacer entonces con esos seres ante la visita de una potencial compradora o un potencial interesado en la casa o departamento que se pretende vender?

Lo central es no dejar que la mascota circule libremente. Se la puede ubicar temporariamente en un lugar cerrado, amplio y bien aireado.

Otro aspecto importante es que no haya objetos de la mascota tirados por la casa. Los huesos, las pelotas, las correas y otros deben guardarse. Lo mismo que sus platos de comida y agua.

Acostumbramiento

Finalmente, existe el tema del olor.

Por muy limpios que sean sus dueños, las mascotas poseen un olor particular que impregna la casa y que, por acostumbramiento, no perciben que quienes la habitan.

Por eso es preciso neutralizarlo con desinfectantes, desodorizantes de ambientes o sahumerios.

Fuentes de las imágenes
https://pixabay.com/es/photos/persona-casa-relajarse-perro-1926761/
https://pixabay.com/es/photos/boxeador-perro-pereza-animales-1562522/ https://pixabay.com/es/photos/cachorro-animales-perro-lindo-sof%C3%A1-2592307/

……………………..

You May Also Like